El Gobierno ha aprobado el Real decreto Ley que regula el nuevo canon digital que pretende compensar así a los autores por las posibles copias privadas de los usuarios.

El modelo que se aprueba ahora, y que previsiblemente será convalidado con el próximo Pleno del Congreso de los Diputados, está “basado en el pago de un importe a satisfacer por los fabricantes y distribuidores de equipos y soportes de reproducción, acompañado de un mecanismo efectivo de exceptuaciones y reembolsos”, en palabras de Méndez de Vigo.

En concreto, con este nuevo modelo, el pago de la copia privada recaerá en los fabricantes y distribuidores de equipos, aparatos y soportes de reproducción, mientras que se exceptúa del pago a las personas físicas y jurídicas que justifiquen el destino profesional de los equipos y soportes adquiridos, y a las entidades integrantes del sector público.

Canon